Diferencia entre rendimientos del trabajo y actividad profesional

Diferencia entre rendimientos del trabajo y actividad profesional

Algunos profesionales encuentran difícil distinguir entre actividad profesional y rendimiento del trabajo cuando se enfrentan a la declaración de la renta. Es muy importante coincidir con el pagador respecto a qué corresponde cada cantidad para no tener problemas fiscales.

Actividades por rendimiento del trabajo

Desde el punto de vista de Hacienda, todo aquello que derive del trabajo personal o relación laboral, ya sea en forma de especie o de dinero, son contraprestaciones de rendimiento del trabajo, diferenciándolas de aquellos rendimientos provenientes de actividades económicas. De esta manera, en materia fiscal, asalariados y autónomos tributan de manera diferente.

Entran en esta primera categoría las actividades de las personas contratadas con una empresa para la que desempeñen su labor y que, además, tengan que inscribirse en sus respectivos colegios profesionales. Entre las rentas de trabajo están los salarios, el alquiler que pague la empresa, el coche de empresa, la pensión de jubilación, las becas… todas ellas fijadas en el artículo 17 de la ley del IRPF.

Por otra parte, las actividades profesionales son aquellas registradas en la sección primera de las tarifas del Reglamento del IRPF, como hostelería, construcción, servicios, transportes… que, por su heterogeneidad, pueden dar lugar a equívocos. Para evitarlo, la Administración ha lanzado una serie de reglas para ciertos casos:

– Profesores: todos aquellos que ejerzan como tal en casas particulares o academias pero sin relación laboral con una empresa.

 Autores: cuando ceden la explotación de sus obras a un tercero.

 Comisionistas: cuando se limitan a unir a las partes interesadas para que firmen un contrato.

En el caso de los conferenciantes, cuando trabajen dando coloquios, seminarios o conferencias estas actividades se considerarán rendimiento del trabajo, ya que establecen una relación laboral con la empresa que los contrata.

En conclusión, es importante tener claros qué ingresos vienen catalogados como actividad profesional rendimiento del trabajo para evitar problemas fiscales.

¡Llámanos si necesitas ayuda!

No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.